Estadística en distintos ámbitos

      No hay comentarios en Estadística en distintos ámbitos

Estadísticas en el fútbol – © Fernando Montero

La estadística es una rama de las matemáticas que se utiliza como herramienta para realizar análisis y estudios en ámbitos muy diferentes. Normalmente busca las dependencias de unos fenómenos, en los que suele haber un grado de ocurrencia con una cierta aleatoriedad. Se encarga de estudiar una determinada característica en una población, recogiendo los datos, organizándolos en tablas, representándolos gráficamente y analizándolos, para sacar conclusiones de dicha población, principalmente a través de unas muestras.

La palabra estadística proviene del término alemán Statistik, que fue introducido originalmente por Gottfried Achenwall en 1749, refiriéndose al análisis de datos del estado, es decir, la «ciencia del Estado» porque los datos estadísticos se referían originalmente a los datos demográficos de una ciudad o estado determinados.

En el siglo XIX el término estadística adquirió el significado que nosotros conocemos y que trata de recolectar y clasificar datos. Este concepto fue introducido por el militar británico sir John Sinclair (1754-1835).

Es transversal a una amplia variedad de disciplinas, utilizándose en ciencias sociales, ciencias de la salud, el control de calidad, en áreas de negocios o instituciones gubernamentales e incluso en actividades deportivas, tal como podemos comprobar en la foto que acompaña a este artículo.

Hay una percepción habitual de que con las estadísticas se pueden encontrar maneras de interpretar los datos de tal manera que sean favorables a los intereses de las personas que las utilizan. En cualquier caso, debemos tener el criterio suficiente para revisar estas interpretaciones y ver si se adecuan a lo que se ha obtenido en el estudio de la muestra o población.

Tenemos un dicho famoso, al parecer de Benjamin Disraeli, que nos dice:

«Hay tres tipos de mentiras: mentiras pequeñas, mentiras grandes y estadísticas».

En este sentido podemos encontrar interpretaciones erróneas basadas en datos o en gráficas incorrectas, que se utilizan de manera malintencionada.

¿Te atreves a valorar si el resultado final del partido se corresponde con las estadísticas que aparecen en la imagen?

NOTA: Me hubiera gustado que el resultado final del partido fuera otro, sobre todo por una persona que es seguidora de este blog y tweets que publico. Una pena que no haya sido así…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *