Acceso seguro a redes WIFI

      No hay comentarios en Acceso seguro a redes WIFI

En algunos casos nos parece que estamos perdiendo oportunidades de hacernos con servicios o productos, aunque no los necesitemos. Pensamos que si hay algo disponible nos tenemos que hacer con ello, independientemente de que lo necesitemos o no.

Este comentario viene al hilo del acceso a conexiones públicas en redes WIFI, a través de nuestros teléfonos móviles. También a redes de trabajo, para darle un uso no relacionado con el mismo. La problemática en ambos casos es distinta, porque en el primero de los casos hay un problema de seguridad y en el segundo se añade un posible uso indebido, accediendo a contenidos personales en un entorno profesional.

Con la línea de nuestro teléfono móvil tenemos acceso a una conexión de datos, con una capacidad que normalmente puede ser suficiente para el uso que le vamos a dar de manera habitual. El consumo que hagamos de nuestra capacidad de datos dependerá del tipo de contenidos que queramos consultar en nuestro móvil y en ese punto puede estar la respuesta a porqué queremos conectarnos a un WIFI en determinados momentos.

El móvil nos sirve para comunicarnos, bien a través de voz o de datos. Utilizamos algunas aplicaciones de mensajería y el consumo de datos que hacemos con ellas no debería ser muy elevado, si los mensajes son en gran parte en formato de texto. El problema está en que no nos conformamos con ello y lo que queremos habitualmente es intercambiar fotos o vídeos, de carácter personal.

En una red de trabajo, este tráfico generado, poco tienen que ver con nuestra actividad laboral. En estos casos estamos originando un perjuicio al resto de los usuarios, porque la capacidad de las redes tiene un límite y hacer uso de servicios con un nivel de exigencia elevado, hace que se resienta la percepción de acceso que tienen. Además, algunos sitios no son confiables y es posible que se genere un problema de seguridad.

En el caso de una red pública, tendremos que protegernos porque no sabemos la seguridad que ofrece la red a la que nos hemos conectado. Cualquier otra persona que se conecte a la misma puede intentar acceder a nuestro dispositivo, por lo que sería muy conveniente que revisáramos la configuración que tenemos y comprobemos la privacidad de los datos que guardamos. Esto también puede suceder en redes de trabajo, por lo que verificar la privacidad es una práctica que debemos realizar siempre que nos queramos conectar a una red que no sea la doméstica.

Es importante por lo tanto que decidamos si realmente necesitamos conectarnos a una red, y en caso de que lo hagamos, que tengamos la certeza de que estamos protegidos, de manera clara y eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *